no más violencia contra las mujeres

no más violencia contra las mujeres

domingo, 2 de mayo de 2010

TIQUIPAYA, SOBRE EL DISCURSO DE EVO...


(Imagen de Colette Rodríguez, pintora cubana, "Mujer Doméstica")

De madres y maricones y grandes causas
El presidente Evo no sólo dijo lo que dijo, si no que, probablemente otros compañeros, lamngen, hermanos, y también caudillos, líderes y figuras de los Movimientos Sociales de las izquierdas, sienten lo mismo… así como creen que quien nos rodea y contiene es eminentemente una “Madre” y esposa…

Que las hormonas femeninas de los pollos producen “desviaciones” y “por eso los hombres cuando comen este pollo tienen desviaciones en su ser como hombre”, es una afirmación que se muestra -desde dónde vemos, vivimos, sentimos y pensamos- misógina y homofóbica (1). Esta diciendo que “lo femenino” –en este caso, las hormonas- “desvía” el ser de los hombres. Así, lo femenino produciría un perjuicio o “desviaciones” a los hombres, y ellos al recibir este algo “femenino” no podrían seguir el curso… ¿normal de su ser? (2)

Más allá del sentimiento de ofensa, se desprenden más interrogantes: ¿El ser del hombre se ve invadido y rebajado por algo “femenino”? ¿Un algo “femenino” es un algo peor, por debajo de un algo “masculino”? ¿Los hombres que se comportan “femeninos” son hombres insuficientes, rebajados en su ser? Y más aún, ¿qué se dirá de quienes no se autodefinen femeninas o masculinos?

Puede que un efecto de estas asociaciones hechas en el discurso de Evo Morales Ayma, sea que mucha gente que hasta hoy ha visto como solución barata y rápida la compra de un pollo asado al paso, deje de comprarlos.

Jefes de familia, padres, temerosos de que sus varoncitos se vuelvan “femeninos” podrían prohibir el pollo en “su” familia. Madres culpabilizadas por la misma “amenaza” podrían buscar otras soluciones que –siempre- ellas tendrán que procurar, conseguir, idear, para alimentar a los varones; y para que así, nadie mañana, las culpe de que sus machitos no crecieron “derechos”, “bien hombres”.
También puede que quienes elaboran el menú de Cumbres y eventos de movimientos populares ya no programen almuerzos con pollo –como en esta cumbre- para los y las participantes no vegetarianas… Entonces, lo realmente positivo sería que si el negocio de los pollos con hormonas decae, el mercado dejará de producir a millones de seres que sobreviven en cubículos sin ninguna posibilidad más que la de ser un engendro torturado por la industria de la carne.

La figura es el capitalismo y “los” pobres…
Para Evo, primer indígena jefe de estado “la causa principal de la destrucción del planeta Tierra es el capitalismo” porque “El sistema capitalista busca la obtención de la máxima ganancia posible, promoviendo un crecimiento sin límites y un planeta finito”. Creemos y vemos lo mismo, el capitalismo es así, nada que decir. Pero más adelante expresa: “El capitalismo es la fuente de asimetrías y desequilibrio en el mundo”, (las negritas son mías), y refiere que “Más de 2.800 millones de personas viven con menos de dos dólares al día” (3).
Evo omite, que de esas personas empobrecidas nombradas por algunos organismos mundiales como “pobres absolutos”, la mayoría son mujeres, y que otra parte numerosa son las wawas que van en las espaldas de las mujeres y las niñas –simbólica y concretamente- … Y más omisión y negación todavía: define al capitalismo como “LA” FUENTE de asimetrías…

LEER MÁS

1 comentario:

colette rodriguez dijo...

Un placer ver una obra mia, en un blog feminista. Acá les envió mi blog.
coletterm.blogspot.it