no más violencia contra las mujeres

no más violencia contra las mujeres

miércoles, 8 de agosto de 2007

los muros de la ciudad como soporte de acción y denuncia

GRITO DE LIBERTAD

La tristeza me invade
el dolor me impide dar un grito de libertad
debe pasar el tiempo
para entender que puedo ser otra
respetada, digna, amada
¡¡NO!!
Quiero ahora poder gritar en libertad
¡¡NO + VIOLENCIA CONTRA LA MUJER!!
poeta: Andrea de La Florida

Y todas al unísono, gritamos, cantamos y pintamos.
Jamás pensamos que sería tan terapéutico pintar una pared y verla luego hermoseada por nuestros trazos.

Mujeres diversas en el muro de la casa de nuestra compañera. Mujeres doloridas, pero gráciles de Katy, descorriéndose el velo por fin. Mujeres con moretones en el rostro y en el alma de Loreto, pero nuevas, bellas y escapando de la violencia con la magia de un par de alas que puso Samara. Letras dolorosas de María Isabel, trazos cotidianos de otra María Isabel… Poesía dulce de Andrea. La ciudad indiferente de Valeria… y de pronto vecinas de la Villa se acercaron a decirnos lo hermoso que era lo que hacíamos. “Recuerdo tiempos antiguos, hasta el 73 pinté un millón de muros con nuestras consignas”. Rescatemos esos tiempos compañeras, les dijimos… Pero, ya no más “querida compañera cuando yo me muera mi lugar lo ocupas tú”, ¡Ah, No, eso si que NO! Tampoco eso de “¡y la mujer de la patria también! ¡NO y NO! Ahora nosotras tenemos MATRIA camaradas. Patria nunca más. La patria ya la conocimos, años de dictadura y de desquitarse doblemente con nuestros cuerpos y con nosotras porque somos mujeres “y las mujeres no tienen que andar metidas”… en el mundo público, en la política, en la cultura, en las ideas… Así mismo, sin dictadura ni nada, nos dijeron dos jovencitos pobres que pasaba por ahí con su caballo. El animal, una maravilla, ellos, unas bestias: “¡Qué están hueveando acá, váyanse a la cocina!”, nos gritaron.
Pero no nos fuimos a la cocina o a la casa. No nos fuimos a encerrar en las cuatro paredes machistas que nos humillan a fuego lento (tantas veces). Nos quedamos hasta tarde, hasta que terminamos la obra. Las últimas, la observaron emocionadas: ¡Y nosotras lo hicimos! ¡Pudimos!... Tantas veces las mujeres dudamos de nuestras capacidades… Y es que el patriarcado nos devuelve un modelito de género maldito que nos devora, como si ese fuese nuestro fiel reflejo en el espejo. Pero no es, de eso estamos hoy más seguras que ayer.

Gracias a Betty, pintora solidaria que nos besas cada jueves a todas y luego nos enseñas los trazos en una Casa perdida en la zona Sur de Santiago. Gracias a Samara que silenciosa nos indicas los colores.

Son mujeres participantes de la Casa de Primera Acogida (IELCH) que gestionaron autónomamente acceder a un taller de muralismo y el sábado 4 de agosto se atrevieron por primera… Y después de esta se atreven a todo, dicen. Qué quieren pintar las paredes de Santiago entero, sólo mujeres, desde las mujeres y sobre todo para las mujeres...

El primer mural completo, pueden verlo en todo su esplendor en Alicahue con Santa Patricia, paradero 15 y ½ de la Avenida La Florida.

Victoria Aldunate Morales
Memoria Feminista


¿como lo vamos hacer? ¡ démosle no más!
Mural-alas Mural el alma, pero el cuerpo también



Mural artistas Desde arriba .

la tristeza me invade mural-mezclas



¡yo creo que podemos! mural-trazos

santiago, invierno 2007











1 comentario:

artedesantiago dijo...

Que decirles chiquillas: Que la plástica, el Arte, la poesía, les hará conocer la verdadera magnitud de vuestras almas, las felicito por esta iniciativa, sigan pintando y arrojando sus colores al mundo, no puedo dejar de extenderles un abrazo, y mis cariños.
Un artista